Nuestra historia

CREDEN: Una Comisión para un Chile resiliente frente a desastres

En 2016, un grupo transversal de más de 80 expertos —académicos, investigadores, profesionales de la industria y representantes del gobierno y las Fuerzas Armadas—se reunieron al alero del CNID, para proponer una estrategia que contribuya al desarrollo de un Chile más resiliente frente a los desastres, mediante el desarrollo de nuevas capacidades y formas de investigación, e impulsando la I+D+i+e.

Este grupo constituyó oficialmente la Comisión de I+D+i para la Resiliencia Frente a Desastres de Origen Natural (CREDEN).

De acuerdo a los análisis realizados por CREDEN y la estrategia propuesta, se identificó la necesidad de crear una institucionalidad que permita alinear los esfuerzos de I+D+i+e. Así nació la idea de crear el Instituto para la Resiliencia ante Desastres (Itrend).

 

Descarga la Estrategia Creden

En las últimas décadas, Chile se ha comprometido a nivel internacional con el Marco de Acción de Hyogo para el aumento de la resiliencia de las naciones y las comunidades ante los desastres (2005-2015) y con el Marco de Acción de Sendai para la reducción del riesgo de desastres (2015-2030).

En enero de 2019, el Instituto comenzó su labor oficialmente, desarrollando las propuestas, de la mano de un equipo multidisciplinario de profesionales

En agosto de ese año se realizó la inauguración internacional del Instituto, la que estuvo encabezada por el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla; el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Pablo Terrazas; la secretaria ejecutiva de CNID, Katherine Villarroel; y el director del proyecto Itrend, Juan Carlos de la Llera. Estos últimos son parte del directorio transitorio de Itrend

Actualmente, el Instituto está siendo incubado por la Escuela de Ingeniería de la Pontificia Universidad Católica de Chile y el Centro de Modelamiento Matemático de la Universidad de Chile, y está llevando adelante el proceso para conformarse como una nueva entidad jurídica en 2021.

Las condiciones habilitantes son los elementos básicos para sostener una
dinámica consistente en el largo plazo, y sustentan la colaboración entre Estado, academia, industria y sociedad civil

1

Institucionalidad para el I+D+i en resiliencia frente a desastres de origen natural

2

Integración de datos e información

3

Desarrollo de capital humano avanzado en resilencia

4

Desarrollo de infraestructura para el descubrimiento científico y la innovación en resiliencia

5

Outreach y diseminación científica

Las 14 tareas constituyen la agenda de investigación, desarrollo e innovación
para cumplir las metas establecidas a 20 años

1

Resiliencia Social frente a Desastres de Origen Natural

2

Resiliencia de Líneas Vitales e Infraestructura Crítica

3

Proyectos Demostrativos de Resiliencia Regional y Comunitaria

4

Bienes Públicos y Políticas de Activación de la Demanda por Innovación de Resiliencia frente a Desastres

5

Próxima Generación de Tecnologías, Materiales Sustentables, Componentes y Sistemas.

6

Nuevas Aplicaciones de la TICC y otras Tecnologías Habilitantes

7

Escenarios de Desastres de Origen Natural por Innovación en Resiliencia frente a Desastres

8

Simulación de las Pérdidas y Evaluación del Riesgo y la Resiliencia frente a Desastres

9

Evaluación y Mejoramiento de la Resiliencia del Entorno Construido

10

Física de los Procesos de Amenazas Naturales por Innovación en Resiliencia frente a Desastres

11

Sistema Nacional de Monitoreo y Reporte de Amenazas Naturales

12

Modelo Nacional de Amenazas Naturales

13

Sistema de Alerta Temprana

14

Modelos Operacionales Predictivos de Respuesta frente a Desastres

Metas CREDEN 20 Años

1
Contribuir a disminuir a través del I+D+i el gasto en desastres en el país en un mínimo de un 10% como proporción del PIB.
2
Construir una nueva industria tecnológica de tamaño mayor al 1% del PIB en torno a las distintas fases del ciclo de riesgo y resiliencia frente a desastres de origen natural.
3
Transformar a Chile en el mayor centro de atracción latinoamericano para el desarrollo de conocimiento de frontera e innovación sobre desastres de origen natural y en el laboratorio natural de eventos naturales extremos y resiliencia más interesante del mundo.
4
Incorporar en cada persona, comunidad, e institución en Chile usando la evidencia, prácticas efectivas de mejora continua y autocuidado que apunten a una resiliencia creciente frente a desastres de origen natural.
5
Quintuplicar el número de investigadores e innovadores trabajando en Chile en el área de resiliencia ante desastres de origen natural.
6
Constituir a través de ahorro en veinte años Endowment Estratégico Nacional de 1.000 millones de dólares para el I+D+i en resiliencia a desastres causados por eventos naturales extremos.